viernes, 23 de octubre de 2009

ETIOLOGIA

Aunque son numerosas las causas que pueden desembocar en cirrosis hepática, las principales son las hepatitis víricas, el alcoholismo, los trastornos de las vías biliares, la obstrucción prolongada del flujo venoso, las lesiones hepáticas tóxicas e inducidas por fármacos, los trastornos autoinmunes y las enfermedades metabólicas

.

Las causas más frecuentes en adultos son la ingestión de alcohol y las hepatitis B y C que abarcan aproximadamente el 90 % de todos los casos de cirrosis; la importancia relativa de cada una depende del área geográfica estudiada. En España, se considera que el alcohol es responsable del 60-70 % de los casos. No todos los alcohólicos desarrollan cirrosis, por lo que se piensa que otros factores, como fenómenos inmunitarios, genéticos, malnutrición o infecciones por virus de la hepatitis, puedan contribuir al desarrollo de esta complicación.

Así, el 20-40 % de los pacientes con cirrosis alcohólica también muestran evidencia de infección por el VHC, el 5-10 % de las cirrosis se deben al VHB y aproximadamente un 20-30 % al VHC. El 10 % de las hepatitis agudas por VHB evolucionan hacia la cronicidad y el 70 % de ellas a cirrosis. La sobre infección por el VHD contribuye a acelerar la evolución y empeora el pronóstico de la infección por VHB. La infección por VHC también es causa muy frecuente de cirrosis; más de la mitad de hepatitis agudas por VHC evoluciona a la cronicidad y, aparte de los pacientes alcohólicos que presentan anticuerpos anti VHC, se ha demostrado que las dos terceras partes de los casos de cirrosis considerados antiguamente como criptogénicos son debidos al VHC.


Las otras etiologías son menos frecuentes. La cirrosis biliar primaria es una enfermedad en que por un probable mecanismo inmunológico se destruyen los conductillos biliares, y la cirrosis biliar secundaria aparece en procesos con estasis biliar durante un mínimo de 3meses. Cualquier estasis venosa prolongada (insuficiencia cardiaca derecha, síndrome de Budd-Chiari) puede provocar cirrosis.

La ingestión de fármacos es una causa rara de cirrosis; el más frecuentemente implicado en su desarrollo es el medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada